top of page
Buscar
  • Dr. Pablo Martínez

¿Ortodoncia para recuperar dientes perdidos?



La falta de una muela en la boca es uno de los problemas que mas frecuentemente observamos en nuestra consulta. Es tan frecuente y se encuentra tan normalizado, que muchas veces el propio paciente no es consciente de los problemas que le puede ocasionar a largo plazo. Aunque pueda haber muchas maneras de solucionar la falta de una muela, el tratamiento propuesto, casi siempre, por la mayoría de los dentistas generales es la colocación de un implante para sustituir la muela que falta.


Cuando hay que hacer una higiene se hace, o si hay alguna caries se limpia, pero frecuentemente muchos generalistas prefieren tallar los dientes antes de explicarle al paciente que sería mejor hacer una pequeña fase de ortodoncia previamente. Es decir, la ortodoncia no solos nos puede servir para arreglar bocas anteras, sino para arreglar pequeños espacios por tal de que el paciente puede rehabilitar su ausencia dental de una manera mas efectiva


¿Cómo la Ortodoncia afecta a la planificación?


La mayoría de los dentistas generales no son conscientes que la ortodoncia puede potenciar y facilitar su tratamiento. Con la ortodoncia podemos mejorar muchos aspectos del tratamiento; mejorar posición de dientes para que el implante tenga más salud a largo plazo, mejorar la mordida del paciente para que la función de la boca mejore. La ortodoncia es una potente herramienta que puede crear hueso y desarrollar la zona de colocación del implante y por lo tanto mejorar el resultado, y puede mejorar la salud periodontal (de encías) del paciente.


De hecho, un buen equipo multidisciplinar de especialistas como los que disponemos en nuestro centro casi siempre preferirá valorar el problema en conjunto para poder dar la mejor solución para el paciente…y sí, incluso para un solo implante o un solo molar. Es importante decir que la ortodoncia en estos casos puede durar muy pocos meses o semanas…no siempre hay necesidad de tratamientos largos y engorrosos ya que la solución tiene que ser la mejor, sin embargo, tiene que ser práctica y ajustarse al paciente.


Como observamos en la siguiente simulación del tratamiento, realizada por el doctor Martínez, la paciente acudió a consulta con una ausencia, y venia derivada de otro centro ya que únicamente le proponían a colocación de un implante. Tras analizar su caso observamos que mediante un tratamiento con alineadores invisalign, podríamos corregir la ausencia, así como otros problemas derivados como la falta de oclusión, apiñamiento, estética, problemas periodontales…




Los tratamientos más lentos suelen ser los más duraderos


Podemos decir que los resultados de los tratamientos que se realizan de manera mas trabajada, y de forma más lenta, son los que más duran en el tiempo. Mucho mas que un tratamiento realizado mucho mas rápido, o mas inmediato y agresivo para tus dientes. Otro de los conceptos con los que se forman nuestros centros, es la filosifa de que siempre que podamos es mejor conservar los dientes naturales por salud, función y estética. En muchas ocasiones el resultado más longevo y duradero en el tiempo implica un tratamiento de ortodoncia que es más largo que un tratamiento inmediato de tallado de un diente o su extracción para facilitar la colocación de un implante.

Uno de los principios de nuestra filosofía es la “Slow orthodontics” o en español el concepto de “ortodoncia lenta” que viene a diferenciarse de la ortodoncia rápida que se practica en muchos centros de mutuas y franquicias que su objetivo principal es el económico.


Igual que en la cocina, cuando se cocina con atención y cariño de manera lenta y usando buenos productos el resultado es un plato de nivel alto a diferenciar de una comida basura que se prepara en pocos minutos.


Posibilidades ante la falta de una muela


El paciente que acude a nuestra clínica dental puede disponer de dos situaciones. Un paciente que acaba de perder la muela, en este caso un implante podría ser la solución más correcta y el otro es que la había perdido hace mucho tiempo lo que implica que algún que otro diente se han movido y la colocación del implante ya no es tan sencilla. (en ambos casos puede haber necesidad de un tratamiento completo de ortodoncia en toda la boca).


Cuando el paciente acaba de perder una muela, la solución más práctica es la colocación del implante cuanto antes. Sin embargo, si el paciente tiene más problemas en la boca como apiñamiento dental, mandíbula retruída, falta de más dientes etc. ¿Acaso no sería más correcto explicarle al paciente y aconsejarle arreglar estos problemas antes de colocar un implante?


Una vez colocado un implante, éste ya no se puede mover (no funciona de la misma manera que los dientes); y si el tratamiento de ortodoncia requiere mover los dientes hacia este espacio puede que el implante interfiera. La otra razón de informar al paciente de todas sus opciones es que con la ortodoncia podemos cerrar los espacios y de esta manera el paciente se puede ahorrar la colocación del implante.

En ocasiones incluso las muelas de juicio sirven, como la “rueda extra de un coche”, de muela “extra” que podemos desplazar con la ortodoncia incluso cuando está incluida o si no ha erupcionado todavía.


Es por eso, que en muchas ocasiones, conseguimos que mediante el tratamiento de ortodoncia, evitar colocar más implantes de los estrictamente necesarios, además de conseguir rehabilitar el resto de problemas dentales que presenta el paciente.



0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page